Pergamino, 16 de abril del 2021

Caen los rindes de la producción de trigo por la escasez de lluvia

Las producciones de Santa Fe y Córdoba ofrecen diferencias de rindes de 15 a 20 qq/ha. El pronóstico no ayuda.

Sábado 3 de octubre de 2020

La sequía extrema producto de la escasez de lluvias está complicando la producción de trigo, llevando la diferencia de rindes entre sur y norte de 15 a 20 qq/ha. A esto se suma el riesgo de que lleguen heladas por el fuerte descenso térmico pronosticado.

“Hay bajas probabilidades de recuperación hídrica en las áreas más afectadas”, comentó José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas, en la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario. Las lluvias de fines de septiembre salvaron al trigo del sur pero condenaron a los del norte de la zona núcleo.

Buenos Aires volvió a ser la gran ganadora, recibió lluvias por encima de los 50 mm. Santa Fe y Córdoba en cambio volvieron a tener “un nuevo revés que se suma a casi un semestre de déficit hídrico”, apuntó Aiello. Las estimaciones que hacen los ingenieros en la zona afectada por la sequía van de los 15 a los 25 qq/ha. “La situación es muy difícil, hace muchos años que no teníamos en la zona un panorama tan incierto en el corto y mediano plazo”, resumen en Carlos Pellegrini.

En cambio, en el extremo sur de Santa Fe y el norte de Buenos Aires el cultivo está teniendo una recuperación muy importante y se estiman rindes de 35 a 40 qq/ha. En Córdoba la producción triguera se desploma. Los ingenieros de Noetinger dicen que “no hay enfermedades, la condición ambiental es de sequía extrema. Y si las hubiera, los trigos están en tan mal estado que no vale la pena tratarlos. No sabemos si se llegará a 15 qq/ha. Muchos forwards se están cancelando porque estiman que no podrán cumplirse por la caída en la producción”.

La condición del trigo regular a malo subió 100.000 ha esta semana, totalizando 800.000 ha de 1,6 M ha sembradas en la región. El destino de 170.000 ha de trigo dependían de esas lluvias. Pero ahora 70.000 ha más, la mayor parte de ellas ubicadas en el centro sur de Santa Fe y el este de Córdoba, empeoraron su condición. Y en total 240.000 has se clasifican en malas condiciones. La decisión de secar estos lotes de trigo y pasarlos a soja de primera se afirma en el centro sur de Santa Fe.

Aparte, a la falta de agua se suma que el 20 y 21 de septiembre hubo temperaturas de bajo cero grado a nivel del suelo y que dejó serios daños en espigas sobre todo en lotes que vienen de maíz o de trigo/soja. Los ingenieros de El Trébol, Cañada de Gómez y Totoras coinciden en que esto dejará numerosos lotes fuera de carrera. El 15% del trigo de la región comenzó a transitar espigazón, apurado por el estrés hídrico. Muchos de esos lotes se ubican en el centro sur de Santa Fe y este de Córdoba, donde ya casi no queda agua para atravesar el periodo crítico del cereal. Sin una pronta lluvia esos lotes son los que más resentirán el rinde.

Se llegó a cubrir el 67% del área núcleo con maíz temprano, marcando un avance de sólo 2 puntos respecto a la semana pasada. Se espera una recarga hídrica para continuar con la labor.

En la mitad norte de la región núcleo, se requieren al menos 20 a 30 mm para poder completar las siembras tempranas. De no concretarse lluvias importantes en octubre, los ingenieros evalúan de sembrarlo de manera tardía. El contraste es la parte sur de la región núcleo, bien abastecida de agua, pero con temperaturas más frescas. Allí se espera que el suelo levante más temperatura para evitar fallas en la germinación. Los primeros cuadros sembrados emergen de forma pareja y sin dificultades, más allá de que en algunas zonas se han detectado fallas puntuales.

Fuente: Ecos365

Comentarios