Pergamino, 19 de enero del 2021

Casación revocó sobreseimiento e irá a juicio el médico de la causa Baccinelli

Los jueces Ricardo Maidana y Daniel Carral, de la sala 1 del Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires dispusieron que el caso se someta a debate oral y público para determinar si el profesional habría tenido responsabilidad en el deterioro de salud del paciente durante una cirugía en una mano.

Lunes 23 de noviembre de 2020

El médico traumatólogo y el anestesista irán a juicio oral por el deterioro de la salud de Juan Pablo Baccinelli tras una intervención quirúrgica en huesos de dedos de su mano tras un accidente laboral como repositor del supermercado Carrefour.

Los jueces Ricardo Maidana y Daniel Carral, de la sala 1 del Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires dispusieron que el caso se someta a debate oral y público para determinar si el profesional habría tenido responsabilidad en el deterioro de salud del empleado.

En agosto la Cámara de Apelaciones en lo Penal había revocado la resolución del Juzgado de Garantías Nº 1 que había enviado a juicio al traumatólogo junto con el anestesista. Los camaristas sobreseyeron al traumatólogo y dispusieron el juicio para el anestesista. Este fallo fue apelado por el fiscal general Mario Daniel Gómez y la semana pasada desde Casación provincial dieron a conocer la resolución que vuelve a requerir que ocupe el banquillo de los acusados en un debate oral y público.

Para los jueces de Casación el traumatólogo era el responsable del cuidado de la salud de su paciente, tuvo bajo su responsabilidad y dentro de su órbita de actuación la facultad de adoptar los recaudos necesarios para hacer cesar los sucesivos incumplimientos en que incurrió el anestesiólogo y no lo hizo.

Asimismo, agrega que ambos profesionales recibieron y efectuaron llamados telefónicos desde sus respectivos teléfonos celulares “en medio” de la cirugía. Concluye que existen elementos de convicción suficientes que excluyen la posibilidad de desincriminar en esta instancia la conducta del traumatólogo y, por el contrario, imponen la decisión de continuar con el proceso. De esa manera dejaron sin efecto el sobreseimiento ordenado por la Cámara de Apelaciones.

El abogado querellante sostuvo que la intervención quirúrgica a la que fue sometido Baccinelli se podría haber curado con otro tratamiento y por ese motivo responsabilizan al traumatólogo por ordenar la cirugía.

Las lesiones que padeció el damnificado se vinculan con la labor del médico anestesiólogo, quien habría abandonado su lugar de vigilancia constante del paciente; en suma, el resultado producido no puede serle objetivamente atribuido a la conducta del traumatólogo en tanto no estaba a su cargo evitar que el otro especialista se retirara del área que le compete.

En concreto, la hipótesis acusatoria respecto del traumatólogo se funda en la circunstancia de no haber impedido la ausencia del anestesista en dos oportunidades. En definitiva, se le reprocha la conducta omisiva propia de no haber exigido que el profesional a cargo de la anestesia regresara al quirófano a cumplir con todas las obligaciones que incumben a su tarea, conociendo, en función de su calidad de especialista, el riesgo que ello implicaba para el paciente.

La causa se trasladará a uno de los Juzgados Correccionales del Departamento Judicial Pergamino mediante sorteo y desde la Secretaría de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y la funcionaria Rosa Casado deberá establecer una fecha de juicio oral.

Al momento del debate oral la acusación estará a cargo del fiscal Nelson Mastorchio, quien encabezó la instrucción judicial y había requerido la imputación al anestesista y al traumatólogo.

La familia participará de la imputación penal a través del abogado José Villanueva Raspall; quien también apeló la Resolución de la Cámara y ha presentado los alegatos para sentar a los dos profesionales en el banquillo de los acusados.

La defensa de los profesionales está a cargo del abogado Tomás Carricart; quien debe preparar la estrategia para insistir en la inocencia de sus clientes en los delitos que se le imputan.

Por Alfonso Godoy para Real365.com.ar

Comentarios