Pergamino, 21 de mayo del 2024

Colón: consumidores compraban droga mientras la policía realizaba un allanamiento.

En Colón metieron presas a cuatro personas sospechadas de integrar un clan criminal de venta de cocaína y marihuana a consumidores.

Martes 8 de agosto de 2023

Dr. Francisco Frunari

Los integrantes de un matrimonio de mediana edad y sus dos hijas jóvenes se dedicaban a la venta de drogas con distintos roles en la actividad ilegal.

El viernes a la tarde la oficina de coordinación de estupefacientes de la Fiscalía de Pergamino, junto a la brigada policial de Drogas Ilícitas y la DDI, allanaron la vivienda de una familia colonense dedicada a la venta de estupefacientes al menudeo en 20, entre 55 y 54 de la vecina ciudad.

En el procedimiento policial y judicial encontraron una escena que ya se imaginaban porque secuestraron clorhidrato de cocaína fraccionada en bolsitas, directamente listas para el consumidor, para la venta. Incautaron balanzas de precisión y dinero en efectivo. Las dosis preparadas para vender y los elementos necesarios para fraccionarlas son pruebas de peso para acreditar la actividad ilícita de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

En el interior de la casa estaban los cuatro integrantes del grupo familiar: el padre, la madre y las dos hijas jóvenes. Todos los indicios preliminares dan cuenta que todos tenían el mismo nivel de responsabilidad en la actividad criminal.

Mientras se desarrollaba el allanamiento a la morada concurrían compradores de sustancias estupefacientes.

Esas personas dieron su testimonio legal para la causa y confirmaron ser clientes habituales.
Los relatos quedaron acreditados como evidencia para el expediente judicial que complica la situación procesal de los cuatro integrantes del clan familiar.

El fiscal Francisco Furnari y el ayudante fiscal Juan Tomás Godoy -de la Unidad de Investigaciones de delitos de venta de estupefacientes al menudeo de la Fiscalía- encabezaron la audiencia indagatoria a los padres y las jóvenes. Los imputados, acompañados de los abogados de la Defensoría Oficial, se negaron a declarar. Una vez concluida la indagatoria desde la unidad de coordinación de estupefacientes de la Fiscalía requirieron al Juzgado de Garantías que convierta la aprehensión en detención.

El juez Fernando Ayestarán debe resolver sobre la situación procesal de los acusados en base a las evidencias obtenidas en el procedimiento que la Fiscalía y la Policía considera exitoso.
Otra particularidad que tiene este caso es que una de las jóvenes integrantes del grupo familiar es pareja de un convicto detenido hace tres meses por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

El sujeto cayó preso en un allanamiento judicial y policial realizado hace tres meses en la ciudad de Colón.

Comentarios