Pergamino, 17 de julio del 2024

Con un arma asaltaron al encargado de una estación de servicio, se llevaron una gran cantidad de dinero.

El lunes a las 9:30 en la estación de servicios Puma de avenida Alsina y Merced un delincuente simuló ser un proveedor para acceder a la oficina del encargado, intimidarlo con un arma de fuego, reducirlo, maniatarlo y despojarlo de una cuantiosa cantidad de dinero.

Miércoles 3 de julio de 2024
Por redacción Real 365

En las últimas horas trascendió un cuantioso robo a mano armada ocurrido en la mañana de este lunes en la estación de servicios Puma de avenida Alsina y Merced.

Tal como surge del relato de testigos, un hampón se acercó a las oficinas administrativas trasladando una caja de cartón.

El dispositivo lo utilizó para simular ser un proveedor de insumos alimenticios para entregar en la administración.

El maleante ingresó a las instalaciones donde funcionan las oficinas y se dirigió a la planta alta donde trabaja el encargado.

De esa manera, el delincuente se encontró con el gerente para intimidarlo con un arma de fuego y exigirle el dinero de la recaudación de las jornadas laborales del fin de semana.

De acuerdo al relato brindado a este medio, el ladrón le apoyó la punta de una pistola en el pecho al trabajador.

Luego, lo empujó contra el piso, le ató los pies y manos con precintos para dejarlo reducido mientras se apoderaba del dinero.

El convicto alzó todos los fajos de billetes y guardó en la caja de cartón que cargaba para simular ser un proveedor.

Sin que nadie notara que en las oficinas ocurría el cuantioso robo: se retiró trasladando el cubo de cartón con el dinero, que sería una suma cercana a los ocho millones de pesos.

El autor del asalto ingresó caminando a las instalaciones de la estación de servicios por la explanada a la que se accede por calle Pico. Luego de apoderarse del botín, se retiró por ese mismo lugar hacia la calle del barrio Acevedo.

Según trascendidos, al menos un cómplice lo aguardaba a bordo de un automóvil Chevrolet Onix blanco.

Ese mismo vehículo habría sido identificado por las cámaras de seguridad el 27 de junio cargando GNC en los surtidores ubicados frente a las oficinas asaltadas.

El fiscal Francisco Furnari instruyó a la Policía de Investigaciones (DDI) que relevara las cámaras de seguridad de viviendas de calle Pico para la reconstruicción.

Por Alfonso Godoy

Comentarios