Pergamino, 17 de julio del 2024

Condenaron a Amílcar Valente el conductor de los asesinos de Fernando Liguori

En juicio abreviado el Tribunal Criminal impuso una pena de 15 años de prisión a Amílcar Valente por considerarlo partícipe secundaria del delito de Homicidio Agravado por ser “criminis causa” y cometido con “alevosía” y mediante el uso de arma de fuego. El jueves comenzará el juicio contra los principales involucrados en el crimen, Fernando Aita Valiente y Marcelo Damián Barrionuevo.

Domingo 7 de julio de 2024
Por redacción Real 365

Esta semana comienza el juicio a los principales involucrados en el crimen de Fernando Liguori, a quien asesinaron de un disparo para intentar robarle la bicicleta mientras practicaba ciclismo en un camino cercano a la cancha del Club Provincial.
En ese contexto, el jueves pasado se terminó de resolver la situación procesal del dueño y conductor de la camioneta en la que se desplazaban los principales sindicados por el homicidio.
A través de un juicio abreviado, el acusado y los familiares de la víctima acordaron una calificación penal y un monto de pena para el fletero de los criminales.
Condenaron a 15 años de prisión a Amílcar Leonel Valente por su participación secundaria en el crimen de Fernando Liguori.
El martes de esta última semana, Carolina Piperno, viuda y la principal testigo del crimen del ciclista -ocurrido a fines de marzo de 2022-, firmó la notificación del acuerdo para que la sentencia contra el dueño del vehículo que trasladó a los asesinos de su marido sea condenado a quince años de cárcel por su responsabilidad en los delitos de homicidio agravado por: “criminis causa” y “alevosía”.
La mujer manifestó su conformidad con la condena anticipada contra Valente y con el monto de pena pactado.
La aceptación de la víctima es uno de los requisitos exigidos por la metodología de juicio abreviado que le da legitimidad al fallo.
Si bien la sentencia no está firme, desde la defensa legal de Valente, no está planteada ninguna oposición y seguiría camino a quedar consolidada sin recursos de oposición.
El veredicto condenatorio en juicio abreviado reciente termina siendo una antesala de lo que será el juicio que comienza el próximo jueves 11 y se extenderá hasta el viernes 19 de julio en siete jornadas de debate oral previstas.
El fallo judicial contra Valente determinó que el jueves 31 de marzo de 2022 alrededor de las 15:15 horas Fernando Aita Valiente y Marcelo Damián Barrionuevo se dirigieron a la zona rural de Fontezuela a bordo de una camioneta Ford modelo F 100, dominio TIG 070 de color verde, conducida por Amílcar Valente.
En un momento, decidieron regresar sin haber concretado su propósito de robo en campos de la zona, el acusado al mando de la camioneta y los dos acompañantes a su lado portando armas de fuego, circulando por el camino rural conocido como “TaMeQu”, paralelo a la ruta nacional N° 8, desde la localidad de Fontezuela hacia Pergamino.
A una distancia aproximada de 1.100 metros del cruce de este camino con calle Mansilla, estos sujetos se cruzaron de frente con una pareja de ciclistas, Fernando Liguori y su esposa, quienes circulaban con sentido Pergamino – Fontezuela a bordo de bicicletas del tipo mountain bike, uno delante del otro, en primer lugar Carolina Piperno y por detrás su marido.
A los pocos metros de haberlos cruzado, los sujetos que iban como acompañantes descendieron de la camioneta, portando armas de fuego y se acercaron corriendo hacia los ciclistas, por la espalda con la intención de sustraerles las bicicletas.
Cuando Liguori advirtió la presencia de los agresores, le manifestó a su esposa que se apure y comenzó a pedalear más rápido para escapar y evitar el robo. En ese momento, Carolina Piperno giró la cabeza para ver que ocurría y observó a dos sujetos blandiendo armas de fuego en dirección a ellos.
Al ver que los ciclistas escapaban, comenzaron a correrlos de atrás y a efectuar disparos hacia la espalda de Liguori, imposibilitando la huida y defensa de este, como mínimo en cuatro oportunidades. Uno de los disparos ingresó por la espalda de Liguori y le causó una herida en el pulmón. En ese momento le dijo a su esposa que lo habían herido y al intentar pedalear llegando a la curva de la ex vía del ferrocarril, cayó con su bicicleta produciéndose su fallecimiento a causa del disparo de arma de fuego recibido.
Los agresores, luego de los disparos regresaron corriendo a la camioneta, que estaba en marcha y se dieron a la fuga. El conductor dejó a los dos acompañantes hasta un domicilio que le indicaron y el regresó al suyo.
La principal testigo del crimen es Carolina Piperno, quien declaró en dos oportunidades brindando detalles de lo ocurrido y describiendo la situación criminal.
Al lugar del crimen fueron llegando otros ciclistas, cuyos testimonios se incorporaron en las actuaciones.
El propietario de un campo cercano escuchó los disparos y su descripción de la puesta en marcha de la camioneta describió fielmente la marca, modelo, motor y cantidad de cambios del vehículo.
Las cámaras de seguridad del barrio Villa Alicia y Viajantes de los instantes posteriores mostraron al tipo de camioneta descripta por el productor agropecuario y las que mencionaron otros ciclistas.
Los principales imputados luego del crimen cometieron un raid delictivo en la vía pública y en comercios donde utilizaron la misma pistola 9 milímetros para intimidar a las víctimas y despojarlas de pertenencias.
En pocas horas la Policía y la Fiscalía allanaron varias viviendas y dieron con el arma homicida, la camioneta utilizada y a Fernando Aita Valiente le dio positivo el dermotest; como prueba de haber disparado el arma de fuego.

La camioneta

Un testigo que vio las filmaciones de la camioneta durante las primeras horas de la instrucción judicial y policial brindó el dato preciso de que pertenecía a Amílcar Valente. Tras el crimen, el fletero llevó el vehículo a un taller mecánico de Merlino al 2.200.
En ese momento, Valente se quebró y reconoció haber participado como el conductor del vehículo donde se trasladaban los asesinos de Liguori.
En la indagatoria ante el fiscal Horacio Oldani señaló que pasó a buscar en su camioneta a otro de los imputados y que allí subió junto a otro que no conocía. Luego detalló la secuencia del trayecto, la forma en que lo obligaron a detener la marcha, los tiros que escuchó y la forma en que más tarde tomó conocimiento de lo sucedido.
Estas descripciones lo sacaron a Valente en calidad de coautor y le dieron una participación secundaria en el homicidio.
“Su aporte no resultó esencial para los autores en el tramo estrictamente ejecutivo del delito en curso y por ende, debe responder como partícipe secundario”, determinaron en el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal.
El jueves a las 11:00 horas el juez Luciano Savignano firmó el fallo del juicio abreviado como subrogante del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1.
La sentencia del magistrado determinó condenar como partícipe secundario penalmente responsable del delito de Homicidio Agravado por ser criminis causa y cometido con alevosía y mediante el uso de arma de fuego.

Juicio oral

Desde el jueves en la sala de audiencias del Tribunal en lo Criminal 1 los jueces Guillermo Burrone, Carlos Picco y Alejandro Salguero presidirán las siete jornadas de debate oral en el que ocuparán el banquillo de los acusados Fernando Aita Valiente y Marcelo Damián Barrionuevo.
El fiscal Horacio Oldani encabezará la acusación para lograr producir toda la prueba que le permita requerir la máxima condena de la ley penal por los delitos de homicidio agravado por criminis causa y alevosía.
El antecedente de condena de Valente, como partícipe secundario de esos mismos delitos, es una premonición de lo que se pueda esperar para los principales imputados.

Robos tras el crimen

Aita Valiente y Barrionuevo en el mismo juicio oral enfrentarán la acusación por sus participaciones en los robos con armas ocurridos minutos después del crimen del ciclista.
Ocurrieron en las últimas horas de la tarde de ese mismo jueves en distintos puntos de la ciudad.
Asaltaron a transeúntes y una estación de servicios montados ambos a una motocicleta enduro y empuñando la misma pistola con la que mataron al empleado del Juzgado de familia.

Comentarios