Pergamino, 26 de octubre del 2021

De Rosario al mundo: crearon sistema de detección de malezas y apuntan al exterior

Un grupo de amigos creó un sistema que revolucionó al sector del agro y y los puso a la vanguardia de la industria Agtech. Ahora apuestan a su etapa comercial, dentro y fuera del país

Lunes 25 de enero de 2021

Deep Agro es una startup con base en Rosario que revolucionó al campo con la creación de un sistema inteligente que permite detectar malezas y realizar aplicación selectiva de herbicidas. Con un impacto doblemente positivo, tanto para el medioambiente, como en lo que refiere al ahorro de recursos, el grupo logró referenciarse en el sector de las Agtech, dedicadas al desarrollo de nuevas tecnologías para la innovación en materia agropecuaria.

Luego de realizar los testeos y pruebas correspondientes para probar la funcionalidad de su tecnología, este año la empresa se encuentra enfocada en iniciar la etapa de comercialización. El plan apunta a encarar el proceso de venta y distribución en el país durante la primera mitad de este año para luego pasar a lo que es el mercado externo, con un primer foco en países limítrofes como Brasil, Paraguay y Uruguay, con los que la startup ya se encuentra haciendo lazos.

“Lo que más nos ata a nosotros hoy en día es que somos una empresa chica, no podemos vender mil equipos y abastecer a todo el mercado, entonces definimos realizar ventas estratégicas, es decir, nos ponemos un objetivo de fabricación y en base a eso hacemos una lista de productores interesados y vamos atendiéndolos. Ya vendimos un sistema en Casilda y otro en Chaco y estamos viajando a distintos lugares del país a mostrar cómo funciona”, contó a Ecos365 Juan Manuel Baruffaldi, Ceo de Deep Agro.

El equipo de Deep Agro. Juan Ignacio Cornet, Iván Regali, Juan Manuel Baruffaldi, Marcos Mammarella y Juan Ignacio Cavalieri.

El 2020 trajo buenos vientos para Deep Agro, que se alzó como una de las finalistas de la competencia global Zurich Innovation Championship (ZIC), el concurso que invita a startups de todo el mundo a presentar sus proyectos con el objetivo de buscar ideas audaces e innovadoras. Baruffaldi contó que ahora se encuentran trabajando con Zurich para la creación de una alianza que les permita trabajar en conjunto y destacó que su participación en el certamen les permitió ampliar su llegada como startup y posicionar el desarrollo a partir de sus características novedosas.

Uno de sus distintivos principales se encuentra en la cámara RGB del dispositivo, que permite detectar la maleza y aplicar el agroquímico solo sobre la misma, sin afectar al cultivo. Además, el sistema permite ser instalado en cualquier pulverizador y hacer un control eficiente de la aplicación del herbicida.

Pero la innovación principal es que el sistema no solo trabaja en barbecho, etapa antes de que nazca el cultivo, sino que funciona con cultivo emergido. Según Baruffaldi, esa es la gran innovación de Deep Agro frente a las empresas competidoras: “hoy en el mercado hay lectores que leen cuando algo es verde y le aplican el agroquímico, el tema es que cuando empieza a nacer el cultivo, este también es verde y esos lectores no logran distinguir uno del otro, en vez el nuestro sí porque diferencia morfológicamente al espectro vegetal.

Con miras al exterior

La empresa cuenta con un buen nivel de demanda que en la actualidad se traduce en alrededor de 30 productores interesados en adquirir la mercadería en Argentina. Esto es algo sin dudas positivo, ya que los potenciales clientes tienen la posibilidad de ponerse en contacto con los desarrolladores del equipo y conocer de primera mano su funcionamiento al ser una tecnología nacional.

“En el 2019 también ganamos un concurso impulsado desde el BID y salimos segundos en la comptencia IB50K, donde obtuvimos premios económicos. También hicimos una ronda de inversión y entró una empresa nacional a acompañarnos en el proceso de crecimiento, estamos muy enfocados en poder expandirnos este 2021”, señaló el empresario.

El objetivo de venta en el país está puesto en llegar a comercializar entre diez y veinte equipos durante el 2021. Mientras que, para lo que es el mercado extranjero, la idea es penetrar con un equipo en cada mercado objetivo de los tres definidos que son: Brasil, Uruguay y Paraguay. La decisión de apuntar a estos países se debe a su cercanía y a la potencial de demanda ya que, según Baruffaldi, se trata de regiones que enfrentan, en gran medida, la problemática del abuso en materia de agroquímicos.

Fuente Eco365.com.ar

Comentarios