Pergamino, 17 de julio del 2024

El fin de semana entraron dos veces al edificio del Jardín 926 a robar comestibles

Las autoridades requirieron patrullajes preventivos en las instalaciones escolares del barrio Kennedy; pero irrumpieron provocando daños en aberturas y rompiendo candados para acceder al depósito de almacenamiento de mercadería para elaborar alimentos a niños de nivel Inicial.

Lunes 18 de diciembre de 2023
Por redacción Real 365

La comunidad educativa del Jardín de Infantes 926, ubicado en el barrio Kennedy de Pergamino, se ve nuevamente afectada por un episodio de vandalismo y robo que ha generado profunda consternación entre directivos, docentes, auxiliares y padres de alumnos.
Anoche, delincuentes ingresaron al establecimiento, de Güiraldes 2.059, y saquearon el depósito compartido con el Centro de Educación Complementaria (CEC) 801 “Mi Casa”, sustrayendo mercadería, utensilios y equipamiento. La directora de la institución de nivel Inicial, Mariela Cascardo, expresó su indignación ante estos reiterados actos delictivos.


“Hicimos la denuncia y solicitamos a un patrullero que vigilara especialmente la parte trasera, por donde supuestamente ingresaron. A pesar de este pedido, al regresar esta mañana, constatamos con pesar que nuevamente habían entrado”, lamentó Cascardo.


Los malhechores, además de llevarse mercadería, accedieron al depósito de la cocina, causando daños considerables y sustrayendo ollas, cuchillas y otros utensilios esenciales para la preparación de alimentos destinados a los alumnos de nivel Inicial.


Este nuevo incidente ocurrió a pesar de los patrullajes preventivos, requeridos por la directora del Jardín de Infantes a la Policía, para la madrugada del lunes, evidenciando una vulnerabilidad en la seguridad del establecimiento.
Los delincuentes, para consumar su fechoría, rompieron candados que le permitieron acceder al depósito.
En la mañana de hoy, se espera la llegada de las autoridades policiales para realizar el relevamiento de las instalaciones, llevar a cabo pericias y recopilar indicios que ayuden a identificar a los responsables de estos actos delictivos.


Posteriormente, las autoridades educativas procederán a presentar la denuncia correspondiente en sede policial y ante los superiores de Inspección de Educación y Consejo Escolar.
Se buscará la contratación de personal especializado para reparar los daños ocasionados por los vándalos y reinstalar medidas de seguridad adicionales en las aberturas, con el objetivo de prevenir futuros incidentes. La comunidad educativa, unida en su repudio a estos actos, espera que se tomen las medidas necesarias para garantizar la integridad de los estudiantes y el resguardo del patrimonio de la institución.

Comentarios