Pergamino, 21 de junio del 2024

El fiscal Mastorchio pidió 16 años de prisión a padrastro por abusos a la hija de la pareja

La Fiscalía pidió que condenen a seis años de cárcel a la madre biológica como partícipe necesaria de las agresiones sexuales sufridas por la menor. Los abogados defensores fueron por la absolución de ambos.

Sábado 6 de abril de 2024
Por redacción Real 365

El próximo lunes 15 de abril a las 12:30 los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal 1, Guillermo Burrone, Carlos Picco y César Solazzi, darán a conocer el veredicto del juicio por los graves abusos sexuales denunciados por una adolescente de la localidad de Acevedo.
Entre el miércoles y el viernes de esta semana ocuparon el banquillo de los acusados el padrastro y la madre biológica de la menor.
El sujeto fue imputado por la Fiscalía de graves ataques a la integridad sexual de la menor y la madre quedó involucrada por presunta complicidad en dejar que las agresiones ocurran a pesar de haber sido advertida por la hija en varias oportunidades.
En la última jornada del debate oral las partes dieron a conocer los requerimientos de la Fiscalía con pedidos de altos montos de pena y los abogados defensores que fueron por la absolución o eliminación de configuraciones penales.
El fiscal nelson Mastorchio, junto a la instructora judicial Valeria Schutz, requirieron que los jueces del Tribunal condenen a 16 años de prisión al padrastro y 6 años a la madre.
Para los integrantes de la Fiscalía al padrastro lo deberían condenar por considerarlo autor material y penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal reiterado. Agravado por graves daños a la salud; la guarda y la convivencia. Además, le imputan la calificación de corrupción de menores.
En tanto, a la madre biológica, le reprochan una participación secundaria por las calificaciones penales de abuso sexual simple agravado por grave daño en la salud, por la guarda y la convivencia. También la acusan de corrupción de menores.
La defensa de los abogados Rodolfo Migliaro y Alberto De Cunta, en representación de los intereses de la pareja de acusados pedirá la absolución para ambos.
Los defensores le plantearán a los jueces que en caso de considerarlos penalmente responsables les cambien las calificaciones legales por figuras más leves.
Migliaro y De Cunta argumentarán la falta de pruebas en el caso al ser el testimonio de la menor la única evidencia que involucra al hombre y la mujer. Además de pedir los cambios de calificaciones: solicitarán a los jueces que el fallo condenatorio no incluya la figura de “corrupción de menores”, planteado por la acusación.

Denuncia de la víctima

La niña en dos oportunidades le pidió a la madre que interviniera para que cesaran los abusos sexuales cometidos por el sujeto cuando la mujer se ausentaba del hogar por trabajo o en las mismas instalaciones familiares cuando la progenitora se encontraba en otro ambiente.
Finalmente, pudo contarle a una tía y a la abuela materna en una oportunidad que las fue a visitar a San Nicolás.
Las familiares la contuvieron en el hogar nicoleño y se acercaron a la sede policial a denunciar al padrastro y a la mamá.

Padecimiento durante varios años

En los alegatos finales el fiscal Mastorchio destacó que los abusos ocurrieron entre los años 2017 y 2021 cuando ella tenía entre nueve y doce años.
Las descripciones de la imputación fiscal surgen de la declaración de la víctima en el dispositivo de Cámara Gesell.
El cuidado que merece la menor impiden brindar demasiados detalles de los vejámenes sufridos en esa vivienda de la localidad de Acevedo.

Declaraciones de los imputados

El padrastro y la mamá biológico prestaron declaración y se sometieron a los interrogatorios de la Fiscalía y los abogados defensores.
Ambos coincidieron en expresarle a los jueces la inocencia en los hechos que les imputan.
La mujer fue más extensa en su relato y a lo largo de la crónica desacreditó el testimonio de la hija en el dispositivo de Cámara Gesell.
Coincidieron en negar todas las acusaciones y expresaron abiertamente ser inocentes.
Este jueves la audiencia había comenzado con las declaraciones de dos testigos propuestos por la defensa que brindaron testimonios de concepto de ambos imputados.

Sujeto detenido en un penal y mujer con arresto domiciliario

El padrastro está detenido en una unidad penal hace más de dos años y debe ser trasladado desde la cárcel de Junín para participar de las audiencias de juicio oral. En tanto, la mujer se traslada a los Tribunales desde la casa de Acevedo; donde cumple con un arresto domiciliario.
Si el veredicto de los jueces termina siendo condenatorio: ambos seguirán con las mismas medidas privativas de la libertad; con él en la cárcel y ella en el domicilio.
Los jueces deben deliberar sobre los requerimientos de la Fiscalía y la Defensa sobre la situación judicial de ambos adultos.

Comentarios