Pergamino, 18 de septiembre del 2021

Flebología: El Hospital San José cuenta con un especialista para su atención

En cuanto a la relevancia de contar con esta especialidad en el Hospital Público, el facultativo expresó: “Es un lugar donde no estaba desarrollado. La patología varicosa es de alta incidencia, no corre riesgo de vida, pero si altera la calidad de vida.

Miércoles 18 de agosto de 2021

“La Flebología es una subespecialidad que se encarga de varios sectores. El desarrollo de várices, es una enfermedad de estos últimos tiempos, que tiene mucho que ver con la persona que está bastante tiempo parada o sentada.

Hay que trabajar sobre la prevención, el tratamiento para no llegar a las complicaciones, como pueden ser trombosis superficiales y profundas, úlceras, linfedemas con deformidades que pueden generar imposibilidad de movimiento”, inicia en el diálogo el Doctor Walter Santupery.

“La fleboestética está más relacionado a la mujer, pero lo que es las várices, afecta tanto en el hombre como en la mujer; porque tienen que ver con múltiples factores, entre los cuales la exposición laboral, la cantidad de horas que uno permanece parado o sentado, es lo que predispone al desarrollo de várices, sumado al sedentarismo, la carga genética, los factores que tienen que ver con el peso.

En estos últimos cincuenta años la incidencia de patología pre-linfática aumentó exponencialmente. Hoy en día es muy poca la población que en su trabajo no permanece más de ocho horas sentado, en general todos los trabajos son de pie o sentados, con muy poca movilidad; antiguamente había más trabajos con movilidad, por eso esa incidencia se veía en edades más avanzadas.

Hoy tenemos paciente con treinta, cuarenta, cincuenta años, que llevan una exposición a este riesgo, el desarrollo es mucho más precoz. Es una patología subdiagnosticada o subtratada, es decir, en general la gente no consulta, mucho menos los hombres, generalmente se consulta cuando ya se tiene complicaciones”, sostiene el Flebólogo.

En cuanto a la prevención, el especialista manifestó: “Uno no requiere un chequeo continuo como en otras enfermedades. Si uno tiene varices visibles hay que hacer un control clínico. No necesariamente requiere un tratamiento invasivo.

Hay que prevenir el desarrollo para que no haya complicaciones a futuro de esas varices. Ese paso inicial tiene que ver mucho con modificar conductas o hábitos de vida.

Algo que es fundamental es la “elastocompresión”, que es el uso de un soporte elástico, medias elásticas, ya sea en forma preventiva para retrasar el desarrollo de varices, o en aquellos pacientes que ya las tienen que sean menos sintomáticas y tengan menos posibilidad de generar complicaciones”, agregó el doctor.

Por último, en cuanto a la relevancia de contar con esta especialidad en el Hospital Público, el facultativo expresó: “Es un lugar donde no estaba desarrollado.

La patología varicosa es de alta incidencia, no corre riesgo de vida, pero si altera la calidad de vida.

Hay pacientes que probaron multiplicidad de tratamientos sin éxito, eso genera  un trastorno en cuanto a la conducta del día a día, genera malestar, depresión.

Creo que el aporte fundamental es poder darles una respuesta a aquellos pacientes que tienen patologías con complicaciones. Es darles un lugar donde antes no tenían una respuesta de un especialista o no tenían el lugar donde acudir.

Siempre digo que para que un tratamiento tenga éxito tiene que ser reproducible y constante. Los tratamientos tanto en el ámbito privado como en el hospital son exactamente iguales, no son de alto costo, hay muchos manejos que se pueden hacer a nivel ambulatorio, dentro de la propia familia, y gran parte depende también del paciente”.

Comentarios