Pergamino, 14 de junio del 2021

La autopista no tiene bajada en Urquiza y dejará 5 mil hectáreas aisladas

Productores agropecuarios y vecinos de la localidad están reclamando que vuelvan a incluir un puente que atraviese la auto vía para pasar a un vasto espacio productivo, que quedaría aislado, y también les sirva para conectarse con la nueva traza para ir a Pergamino o a Buenos Aires.

Domingo 6 de junio de 2021

El proyecto de obra del tramo VI B Todd-Fontezuela de la autopista en construcción a Pergamino amenaza con dejar encajonadas, a la altura del kilómetro 204 de la actual ruta 8, más de 5.800 hectáreas y una cuarentena de parcelas rurales. Sería la consecuencia inevitable de persistir Vialidad Nacional en dejar a la localidad de Urquiza sin puente, colectora y distribuidora.

El pueblo ha quedado por ahora privado de salidas en aquel proyecto de infraestructura vial. El hecho tendría de tal modo consecuencias sociales y económicas que afectarán a sus más de 1.500 habitantes: a la asistencia médica y la provisión de medicamentos, a la cooperativa eléctrica de la zona, a la escuela local –a los alumnos y docentes–, a productores, contratistas de maquinaria agrícola y demás.

Las razones presupuestarias invocadas por Vialidad Nacional para amputar parte de las obras previstas determinarán, si no hay marcha atrás con lo dispuesto ante la indignación y la contrariedad del vecindario, que “Urquiza” quede encerrada entre cuatro terraplenes virtuales: la autopista en construcción, del lado norte; el Arroyo Pergamino, por el sur, y los caminos distribuidores Villa Dafonte-Arroyo Dulce y Fontezuela-Rancagua, por el este y el oeste, respectivamente.

El productor agropecuario Carlos Bunge expresó: “Originalmente en el medio del tramo Todd – Fontezuela estaban previstas las bajadas de unión con la autopista a la altura de Urquiza que actualmente no está prevista en la obra. Por cuestiones presupuestarias lo han obviado y queda la comunidad y una amplia zona agropecuaria aislada. Ante este cambio de la planificación de la traza: enviamos una nota cuya respuesta fue que no se realizaría ningún distribuidor ni bajada de autopista. De esa manera quedan más de 5.500 hectáreas aisladas por las virtuales barreras. Nuestros campos no se podrán producir al no tener accesos desde Urquiza ya que la nueva traza impedirá que los camiones puedan dirigirse a buscar los granos; o tampoco podrán asistirnos sanitariamente o ante eventualidades de servicios eléctricos.

El vecino de Urquiza, Martín Berrios, sostuvo que el distribuidor originalmente estaba diseñado para unir Urquiza con la autopista desde un camino que sale a la altura de donde se encuentra la estación de servicios YPF de la localidad. “Esa sería la unión más directa para acceder ese sector que quedará cerrado. El reclamo de los vecinos de Urquiza es que si actualmente hay poco mantenimiento de la ruta 8 ¿Quién se va a encargar de esa traza cuando empiece a funcionar la autopista? Ante cualquier eventualidad que caigan árboles sobre la ruta y quede cortada la traza y nos impida usar la ruta 8. No podríamos conectarnos con Pergamino para abastecernos, ir al médico o comprar repuestos e insumos. También perjudica a estudiantes que residen en campos que quedarán dentro de esos terraplenes y no podrán asistir a la escuela de Urquiza como lo estaban haciendo. En ese espacio de las cinco mil hectáreas hay un movimiento habitual con la localidad de Urquiza que perjudicará directamente a la comunidad económica y socialmente. Pedimos que cumplan con lo que estaba previsto inicialmente. Desde hace muchos años que estamos añorando esta autopista y ahora que la tenemos cerca nuestro los vecinos de Urquiza no la vamos a poder utilizar porque nos sacan una conexión que estaba en el desarrollo original y que nos contemplaba. Necesitamos que nos escuchen y no nos ignoren”.

Bunge recordó que en noviembre hicieron un reclamo a Vialidad Nacional y en marzo les respondieron que no se harían colectoras, ni puentes. “Volvimos a responderle que puede haber efectos no deseados por no desarrollar un puente que permita sobre pasar la autopista hacia el sector que quedaría en aislamiento. Ya hemos tenido contacto con el Municipio y estamos compartiendo la situación con la comunidad para poner en discusión la necesidad de Urquiza de contar con un contacto con la autopista que a su vez le permita conectarse con ese gran espacio que quedaría aislado.

 

Audiencia pública

Una primera carta de reclamo de los vecinos a Vialidad Nacional fue contestada a los cinco meses. Las obras en este tramo de la autopista, que fue promovida en un tiempo perdido en la memoria y está en construcción desde hace unos veinte años, se hallan a cargo del consorcio Sacde. Carlos Bunge, Martín Berríos y Juan Escriña son algunos de los pobladores de la zona movilizados, junto con el delegado municipal de Juan Anchorena, Rubén Welsch, para encontrar de parte de las autoridades una respuesta satisfactoria a los problemas que perjudicará, así como están las cosas, a uno de los espacios tradicionales de Pergamino y a sus gentes.

La controversia se ahonda mientras los vecinos comienzan a pugnar por una audiencia pública, como la que años atrás logró paralizar en San Antonio de Areco las obras, pero con resultado finalmente favorable a los reclamos vecinales.

 

Comentarios