Pergamino, 21 de junio del 2024

La Escuela Primaria 44 “Magdalena Ortiz Basualdo de Becu” celebró sus bodas de brillante

El lunes 27 de mayo la Escuela Primaria N° 44 celebró sus 75 años.

Martes 28 de mayo de 2024
Por redacción Real 365

Las palabras iniciales de la Directora, Viviana Milisich, fueron: “Enclavada en plena pampa bonaerense, se encuentra la Estancia “La Magdalena” de Ortiz Basualdo”.
En la década de 1940, por aumento de la población, tanto en el citado lugar, como en la colonia dedicada a la agricultura, se notó la necesidad de crear una escuela primaria.
Los niños de la zona debían desplazarse hasta la escuela más cercana, distante aproximadamente dos leguas y media. Diariamente partía el carruaje desde la estancia.
Para solucionar este problema, se pensó en una maestra particular a la que se le daría alojamiento en casa de familia, pues por la falta de buenos caminos, como por los horarios de los ómnibus estaría imposibilitada de viajar. Esta no fue una solución, porque las maestras particulares se desempeñaban por un tiempo breve, ya que solían abandonar el puesto cuando recibían el nombramiento en escuelas estatales.
En el puesto “Las Mercedes” dieron clases las señoritas Margarita Machín, Nobelda Abril; Nélida Gorosito y Fanny López Palacios.
Ante la situación, un grupo de padres solicitó a la señora Magdalena Ortiz Basualdo de Becú un puesto que se encontraba desocupado y que estaba arrendado por el señor Nicolás Ghío. Al no presentarse ningún problema el puesto 9 de julio fue cedido.
La señorita López Palacios, retirada por nombramiento, orienta a pedido de los padres, los trámites pertinentes ante las autoridades escolares.
El titular del Consejo Escolar de Pergamino Don Pedro Catulo, se interesa por el pedido, lo pone en conocimiento al señor intendente municipal Don Diego García, quien a su vez se contacta con el señor gobernador de la provincia de Buenos Aires Coronel Domingo Mercante.
Al poco tiempo del trámite llegaron, al lugar 20 bancos bipersonales, pizarrón, bandera y material didáctico. Esto fue depositado en el puesto 9 de julio.
Con más ánimo los padres se reunían para pintar y acondicionar el lugar casi centenario. Este carecía de agua, ya que el pozo se había secado y era peligroso para los niños. Se tapó precariamente y se instaló una bomba para extraer el líquido elemento. Luego construyeron un modesto sanitario. Al año siguiente, luego de insistir con publicaciones periodísticas y notas a las autoridades lograron la designación de una maestra. Con fecha 18 de mayo de 1949 llega la comunicación y el 24 de mayo llega el nombramiento que recae en la señora María Elena Domínguez de Fekete.
El consejo escolar, desconocía la ubicación de la escuela. Solo sabía que se encontraba en las inmediaciones de Ortiz Basualdo.
La docente llega a la estación y se desconoce totalmente el lugar de ubicación del edificio escolar, se acerca hasta el almacén de Faraldo donde se le informa que unos familiares tenían una escuela particular y que los vecinos solicitan su provincialización.
Llega al puesto “Las Mercedes” ocupado por el señor Ignacio Etchart y familia. Con la alegría del momento se trasladan hasta el puesto “9 de julio”.
Con premura se avisa al vecindario de la buena nueva y se confirma el día 27 de mayo como comienzo de actividades.
Fue conmovedor ver en ese día, en el portal de entrada de la Magdalena una cantidad poco común de gente, autos, carruajes estaban concentrados. Todo causó la admiración no solo de la docente sino también de los de los colectiveros y pasajeros del transporte que recorría la ruta número 188 Pergamino – Rojas.
En caravana se llegó hasta la naciente escuela. Luego de las presentaciones, la docente comienza la tarea de inscripción. Los padres y madres asean el lugar y ubican los muebles, arreglan lo que sería el patio de recreo, delinean el jardín y para llegar debieron ratificar el camino, pues la escuela quedaba oculta detrás de un monte.
Dadas las necesidades del lugar por su precariedad el señor Inspector Sangiácomo insta a la dirección a convocar a los padres a una reunión a fin de comenzar trámites para dotar de un edificio fiscal, ya que había posibilidades.
Para ello el señor Sangiácomo, solicita la cooperadora escolar el trámite para conseguir un terreno grande en donación para tal fin.
El terreno debía de ser el más cercano a un camino del estado, porque los vecinales corrían el riesgo de ser cerrado.
Enviada la nota la señora de Becú contesta ofreciendo la donación de una hectárea frente a la ruta 188, parte del sector “General las Heras” N° 3 de su propiedad.
Al poco tiempo se eleva la documentación al ministerio de Educación, en marzo de 1954 se adjudica la licitación a la firma Ludovico Biavatti, e inmediatamente comienz.a la demarcación del edificio sobre el citado terreno. A los pocos días vialidad nacional al ver la señal advierte que por futuras ampliaciones de ruta deben correrla 8 metros más adentro. El señor Biavatti cumple con lo solicitado y comienza la construcción.
Aproximadamente en agosto de 1953 termina la obra. Se esperaba la orden para trasladar la escuela, cuando estalla la Revolución de septiembre de 1955. Por las constantes irregularidades y por la inseguridad pública se da orden de finalizar las clases en la provincia el 11 de noviembre y ese día se ordena trasladar la escuela sin ninguna ceremonia al nuevo local.
En 1956 se comienzan las actividades normalmente. Se colocan plantas recibidas en donación y árboles enviados por el consejo escolar.
En 1962 al cumplir 150 aniversario de la creación de la bandera la asociación cooperadora Juan Bautista Alberdi dona un mástil.
En esta oportunidad se bendice el edificio. La ceremonia estuvo a cargo del reverendo padre Antonio Román, cura párroco de la iglesia de La Merced de Pergamino.
La señora Magdalena Ortiz Basualdo, que era desde 1950 presidenta honoraria de la institución cooperadora; fue designada madrina del establecimiento.
Imposibilitada de asistir a la ceremonia responsabiliza a la señora Ana Lucar de Santoro; activa colaboradora para con la escuela. Como padrino actuó el señor inspector Don Luis Milano. El acto patriótico que se realizó el 20 de junio de 1962.
La Sra Magdalena Ortiz Basualdo y su esposo Don Ricardo Becú, fueron dos dignos pilares del progreso. Estuvieron atentos y colaboraron desde el comienzo con las necesidades educativas de la zona.
Creada la Escuela Provincial N° 44, se concreta el anhelo de todos.
Este es un momento especial para reflexionar sobre el camino recorrido, reconocer los esfuerzos y logros, y renovar nuestro compromiso con la educación de nuestros niños y jóvenes.
Nuestra escuela, emplazada en este hermoso entorno rural, ha sido durante 75 años un pilar fundamental en la comunidad.
Quisiera destacar la labor excepcional de los docentes que con su dedicación y amor por la enseñanza, han sido una fuente de inspiración y apoyo constante para nuestros alumnos. En una escuela rural, su trabajo trasciende las aulas, involucrándose profundamente en la vida de la comunidad y adaptándose a las particularidades de nuestro entorno. Gracias por su compromiso inquebrantable.
A las familias, les extiendo mi más sincero agradecimiento. Su colaboración y apoyo son esenciales para el éxito de nuestros estudiantes. En una comunidad rural, la educación es un esfuerzo compartido, y ustedes han demostrado ser socios invaluables en este viaje.
Queridos estudiantes, ustedes son la razón por la cual nos esforzamos día a día. Cada uno de ustedes aporta algo único a nuestra escuela, y verlos crecer y aprender es nuestra mayor recompensa. Nunca olviden que en sus manos está el futuro de esta comunidad, y que con la educación que reciben aquí, tienen el poder de transformar su vida y la de quienes los rodean. Finalmente, quiero agradecer a toda la comunidad por su apoyo constante. Juntos, hemos construido una escuela que no solo enseña, sino que también acoge y nutre. Nuestro éxito es un reflejo del trabajo colectivo y del espíritu solidario que caracteriza a nuestra comunidad.
Miremos el futuro con esperanza y determinación. Sigamos trabajando unidos para que nuestra escuela continúe siendo un lugar donde se cultiva el conocimiento, la amistad y el espíritu comunitario.
¡Feliz aniversario a nuestra escuela rural y a todos los que forman parte de esta gran familia!

Comentarios