Pergamino, 26 de mayo del 2024

La estafaron haciéndole pagar más de un millón de pesos por trabajar on line

Una mujer de 40 años denunció que la defraudaron con el cuento que le multiplicarían el dinero invertido cuando completara los máximos niveles laborales. La víctima fue invirtiendo dinero a medida que progresaba en los objetivos que le iban trazando en la organización que funcionaba a través de una plataforma en Internet.

Martes 14 de mayo de 2024
Por redacción Real 365

El fiscal Pablo Santamarina le dio intervención al Departamento de Cibercrimen de la Fiscalía para esclarecer una grave estafa sufrida sufrida por una mujer de 40 años desde una plataforma en la que estafan a personas a través de una falsa promesa de capitalización a través de inversiones de dinero personal y horas de trabajo para captar mayor cantidad de miembros.

La maniobra de defraudación es similar a la de la estafa piramidal, pero con otro formato más engañoso y adaptado a las nuevas tecnologías.

La víctima llegó a esa página a través de un perfil de la red social Facebook que prometía ganar dinero a través de un trabajo on line sin necesidad de moverse de la casa y dedicándole el tiempo libre de la vida cotidiana.

La mujer se sintió identificada con la captación de emprendedores y personas con iniciativas de progreso personal.

El viernes hizo un pedido para aplicar en un perfil privado de Facebook que incorporaba personas emprendedoras.

Se trata del espacio virtual denominado Shopify que estaba contratando gente para trabajar en línea y ella siguió los pasos para incorporarse a la propuesta.

Lo cierto es que le dieron objetivos de trabajo consistentes en niveles de progreso y a medida que iba avanzando le brindaban insignias que la iban jerarquizando.

Esa supuesta evolución laboral requería que la mujer fuera abonando dinero para desenvolverse en el próximo nivel de trabajo con mayores responsabilidades y distinciones.

La persona que coordinaba sus labores y monitoreaba su desempeño le prometía al completar la misión recibiría las compensaciones por el dinero invertido y las metas logradas que multiplicarían ese monto.

De acuerdo a los trascendidos, de fuentes allegadas a la investigación, transfirió más de un millón de pesos.

La víctima alcanzó el nivel 24 y dejó de participar porque para aplicar en la fase siguiente de “trabajo” tenía que invertir más de un millón y medio de pesos.

En ese momento se dio cuenta que fue víctima de una estafa a través de engaños y falsas promesas de ganancias de dinero.

La mujer se dirigió a la Comisaría a radicar la denuncia y aportó las capturas de pantallas de las conversaciones y del trabajo realizado en la plataforma de Internet.

En Facebook existe un grupo privado denominado Shopify Argentina en el que se debe se aceptado como miembro por los organizadores.

Actualmente el grupo en la red social tiene más de dos mil miembros y atrae a personas que se consideran emprendedoras y tengan la necesidad de trabajar para ganar dinero.

Así es como funcionan las defraudaciones similares a los sistemas piramidales donde se va ascendiendo al siguiente logro, pero deben pagar en cada uno de los hitos.

Amazon, Mercado Libre, Shopify, Linio o Lazada, son algunos de los nombres que los estafadores están utilizando para tentar a las personas con supuestas oportunidades para ganar dinero fácilmente desde el smartphone dedicando pocos minutos al día. Si bien en algunos casos se hacen pasar por representantes de plataformas popularmente conocidas, en otros no. Pero algo que varios de los engaños que hemos observado bajo este modus operandi tienen en común es que las personas son atraídas para registrarse en una plataforma en la cual realizarán tareas asignadas. Concretamente, estas tareas consisten en hacer supuestos pedidos virtuales en plataformas de compra para aumentar las ventas y reseñas de los productos.

Durante 2022, y también en lo que va de 2023, hemos recibido varios reportes de personas en distintos países de América Latina denunciando que han sido engañados en una estafa de estas características.

Los estafadores establecen contacto por primera utilizando distintas estrategias. Pueden ser desde anuncios de Facebook, publicaciones en app de empleo fraudulenta llamada JobGuy que incluso estaba disponible en Google Play (ahora eliminada), a través de redes sociales como TikTok o incluso vía mensajes SMS. Estos anuncios suelen derivar a cuentas de WhatsApp o Telegram donde las potenciales víctimas establecen contacto con un representante que explica en qué consiste el trabajo y cómo comenzar a ganar dinero.

Para empezar la persona debe registrarse en una plataforma. Los supuestos representantes envían un enlace (el cual varía y hemos observado varios ejemplos) junto con un código de acceso. Una vez que las personas se registran en la plataforma se encontrarán con un saldo positivo que les permite comenzar a trabajar o “enviar pedidos” inmediatamente y de esta manera empezar a ganar comisiones.

Así comienza la estafa de la falsa oportunidad de empleo
A través del canal de WhatsApp que ofrecemos para que las personas puedan reportar engaños, una persona de Argentina nos compartió paso a paso como fue que se involucró y terminó perdiendo el dinero que invirtió.

Según explicó, todo comenzó a través de un anuncio en Facebook en el que se ofrecía una oportunidad de trabajo sin necesidad de experiencia con ganancias de entre 20000 y 30000 pesos, equivalentes a unos 80 dólares, para el que solo se necesita el teléfono y dedicar entre 15 y 20 minutos diarios.

Al hacer clic en “más información” la víctima abrió un chat de WhatsApp asociado a un número de Marruecos (+212). Tras consultar de qué se trata el empleo, los estafadores respondieron que son socios de Amazon y que la invitación es para participar en un programa de afiliados que tiene como objetivo mejorar la clasificación de las ventas y la reputación de los productos que se ofrecen en tiendas virtuales. El trabajo ofrecido consiste en completar tareas. Estas tareas se presentan como “aceptar pedidos” de productos en distintas plataformas de compras para supuestamente “ayudar a las tiendas online a aumentar las ventas”.

En este caso, una vez que la víctima acepta y decide continuar es derivada a otra cuenta de WhatsApp asociada a un número de teléfono con el código +63, perteneciente a Filipinas. Desde esta segunda cuenta una supuesta asesora explica es el procedimiento. La persona debe registrarse en una plataforma a la cual deben acceder a través de un enlace que envían junto con un código de registro. Una vez que persona se registra ingresando su número de teléfono y “otros datos personales” se encontrará un repositorio de productos que debe comprar y luego enviar para comenzar a ganar dinero en forma de comisiones.

De esta manera los estafadores envían el enlace y con un código de invitación para acceder a la plataforma donde realizarán estas supuestas tareas. Al ingresar por primera vez a su cuenta, la persona encontrará un saldo a favor que le permitirá comenzar a trabajar comprando y enviando pedidos.

Al hacer clic en “empiece a ganar dinero” se accede a un inventario de productos que se pueden “comprar” con el detalle del costo y la comisión (del 20%) que se obtiene por hacer el “envío” del mismo. Gracias al saldo a favor con el que se abre la cuenta, la persona puede comenzar a comprar y enviar productos, pero luego de hacer un par de envíos el saldo se agota y aquí comienza el engaño, ya que debe realizar un depósito para seguir trabajando.

¿Depositar dinero para trabajar?
Cuando el saldo se acaba, la persona debe hacer un depósito para continuar trabajando. Si bien al principio los delincuentes permiten retirar las ganancias acumuladas para crear confianza, luego esto cambia. De hecho, la víctima de Argentina nos confirmó que logró retirar el dinero acumulado dos o tres veces para que no desconfíe.

El fraude se basa en hacer creer a las personas que a medida que van cumpliendo con distintas tareas pueden ir escalando de nivel, lo que significa que las comisiones serán mayores, pero también los depósitos.

Si bien la plataforma tiene una opción para hacer recargas desde el sitio incluyendo los datos para vincular su cuenta bancaria, la víctima nos contó que en su caso hizo los depósitos a través de Mercado Pago y envió el comprobante vía WhatsApp al asesor que lo estaba guiando en el proceso. Luego se encargan de ingresar el dinero a la plataforma.

Así va transcurriendo y a medida que la persona completa las tareas y acumula ganancias la plataforma va solicitando hacer depósitos por sumas de dinero cada vez mayores. Hasta que en un momento dado le indican que subió de categoría y la derivan con otro asesor con otro número de teléfono, pero en Telegram, que solicita datos personales.

Como mencionamos anteriormente, la víctima fue capaz en tres oportunidades de retirar los fondos, pero esto es solo para que la víctima crea que se trata de un trabajo real y continúe depositando. Sin embargo, en un momento dado el monto de los depósitos aumentó considerablemente y pasó de ser 4.000 a 35.000 pesos. Ya en esta etapa si la víctima no accedía a depositar el dinero no podía retirar las ganancias acumuladas, y es ahí que cae en la cuenta de que era un fraude.

El mismo fraude con distinta ingeniería social
Al menos desde mediados de 2022 hemos recibido varios reportes de personas de este modelo de fraude. Si bien muchas personas lograron detectarla a tiempo, otras cayeron en la trampa y perdieron su dinero. A continuación compartimos algunos ejemplos de los mensajes con los que pueden intentar atraer a las personas a esta falsa oportunidad de ganar dinero.

Recomendaciones para evitar caer en este fraude
Compartimos algunas recomendaciones para evitar caer en este tipo de estafa:

Si te ofrecen un trabajo que parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente sea una estafa. Desconfía de las ofertas que prometen grandes ganancias con poco esfuerzo.
Antes de aceptar un trabajo o una oferta investiga la empresa que lo ofrece. Busca información sobre la empresa en internet, revisa sus redes sociales, lee las reseñas de otros usuarios y verifica su reputación.
Si te piden que proporciones información personal, como tu número de cuenta bancaria o tu dirección, desconfía. No entregues información personal a personas o empresas que no conoces o en las que no confías.
Nunca pagues por adelantado para acceder a un trabajo o una oferta. Si te piden que pagues por adelantado, es muy probable que se trate de una estafa.
Si te piden que deposites dinero en una cuenta que no conoces, desconfía.
Si tienes dudas sobre una oferta o una empresa, busca opiniones de otros usuarios. Busca en internet y en redes sociales para ver lo que otras personas dicen sobre la empresa o la oferta.

Comentarios