Pergamino, 25 de julio del 2021

La Provincia también autoriza la reapertura de bingos y casinos

Reabrirán el 14 de diciembre tras casi 9 meses cerrados. No habrá ruleta ni black jack. En la Ciudad ya estaban funcionando desde la semana pasada.

Martes 24 de noviembre de 2020

A casi nueve meses del cierre por la pandemia de coronavirus volverán las apuestas en los bingos y casinos de la provincia de Buenos Aires. El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, anunció a los empresarios del sector que las puertas de las salas de juego reabrirán el 14 de diciembre cuando la temporada de verano ya esté en marcha.

En la Ciudad, los casinos habían reabierto casi sin aviso previo el 15 de noviembre. La medida había generado polémica por que mientras las escuelas siguen cerradas, se había habilitado la actividad del Casino Flotante de Puerto Madero y las salas de slots del Hipódromo de Palermo.

El juego de cartones y las tragamonedas eran una de las últimas actividades que quedaban restringidas en el territorio provincial desde aquel 20 de marzo en que un decreto de necesidad y urgencia de Alberto Fernández paralizó al país. En el segundo semestre ya se habían habilitado las agencias oficiales y el turf en los hipódromos de Buenos Aires.

Permanecen como último bastión de clausura las escuelas públicas y privadas donde asisten más de 5,2 millones de niños y adolescentes para la educación formal. Los gremios docentes y las autoridades de la dirección General de Escuelas provincial conforman una trinchera para evitar la vuelta de esos estudiantes a las clases presenciales.

Bianco tuvo este martes una reunión en la sede del Instituto Provincial de Loterías. Allí a los directivos y administradores privados de las salas de apuestas les confirmó que a partir del lunes 14 de diciembre, se habilita la apertura de las salas de los 11 casinos y los 44 bingos que funcionan en el territorio bonaerense.

Según confirmaron a Clarín en ese organismo, el funcionamiento incluirá solo al sector de las máquinas tragamonedas y se desarrollará con “estrictos protocolos sanitarios” que, entre otras restricciones permitirán sólo el ingreso de personas que no posean factores de riesgo en el marco de la pandemia de coronavirus.

No podrán apostar ni palpitar frente a los cartones de la lotería los mayores de 60 años. Y quienes tengan enfermedades consideradas de riesgo deberán firmar una declaración jurada donde deslinda cualquier consecuencia de su ingreso al sector lúdico.

El verano ya tendrá sus restricciones y prevenciones en Buenos Aires. Las autoridades provinciales consideran que el juego de azar deberá retornar como atractivo en especial en las salas de casino instaladas en las principales ciudades elegidas para la temporada. Mar del Plata, Mar de Ajo, Sierra de la Ventana, Tandil y Tigre –entre otras- podrán convocar apostadores. Aunque los “paños”

Comentarios