Pergamino, 21 de junio del 2024

Los ladrones de cables en permanente riesgo de electrocución y de caer de altura cuando caminan por las líneas de tendido

Los robos se multiplican y las cámaras de seguridad registran cuando se desplazan haciendo equilibrio sobre las líneas de media tensión.

Lunes 30 de octubre de 2023
Por redacción Real 365

Joel Néstor Emanuel Ubalton (24) y Alan Darío López (20) son los sujetos procesados por robar cables en inmediaciones de Ramón Raimundo y Conscripto Silva el jueves a la madrugada.
El fiscal Francisco Furnari les imputó el delito de robo agravado por escalamiento en la indagatoria tras ser aprehendidos en flagrante delito por agentes de la Patrulla Urbana municipal.
Los integrantes de la brigada comunal Agencia Municipal de Seguridad (AMS) intervinieron al ver a los sospechosos durante recorridos nocturnos en la zona norte.
Desde los móviles de la AMS convocaron a la Policía para que procediera al arresto de ambos sospechosos.
En la indagatoria en la Fiscalía 2 el instructor judicial Darío Cid los acusó de haber desmontado y sustraído una gran cantidad de cables del tendido de media tensión de la Cooperativa Eléctrica Pergamino.
El instructor judicial Alejo Usero coordinó el relevamiento de cámaras de la zona para lograr evidencias sobre la participación de ambos sujetos en robos de cables ocurridos en la zona.
En pocos minutos el fiscal Francisco Furnari obtuvo un registro audiovisual impresionante sobre las maniobras de ambos para robar cables.
Munidos sólo con un cuchillo de cocina y sin ningún elemento de protección uno de los ladrones caminaba sobre el tendido de media tensión.
Las imágenes elocuentes del video muestran al joven caminando sobre las líneas de tendido eléctrico a nueve metros de altura.
El registro audiovisual filmó como recorrió veinte metros entre un poste y el otro en horario de madrugada para llegar a un extremo de la conexión.
El riesgo al que se exponen las personas que se dedican a robar cables es extremo.
Los investigadores sostienen que lo hacen por el dinero que les pagan los reducidores por los metros de cobre.
De acuerdo a lo trascendido, están pagando alrededor de dos mil quinientos pesos por metro de cobre.
Los ladrones una vez que desmontan las conexiones cargan pesados rollos de cables y muchas veces los acarrean caminando o corriendo porque carecen de vehículos para esa logística.
Luego, les queman los plásticos que lo recubren y obtienen el bronce del interior para llevarlo a comercializar.
Las empresas de energía eléctrica y de servicios de telefonía, televisión por cable e Internet sufren estos episodios.
Las cuadrillas de la Celp, de Movistar y de Personal deben reparar y reponer conexiones permanentemente en distintas zonas de la ciudad.
El domingo un gran sector de la ciudad se quedó sin servicio de televisión por cable e Internet por el robo de “una troncal de fibra óptica de Pergamino y por eso no tiene servicio de Personal Flow”, según posteó Martín Di Cesare.

Comentarios