Pergamino, 17 de junio del 2024

Madre denuncia traumático robo a una adolescente, de 16 años, cerca de la casa

El domingo cerca de las seis de la mañana en avenida Colón y Larrea dos ladrones la tomaron del cuello y la rodearon contra la pared para despojarla del teléfono celular Iphone 11.

Domingo 21 de enero de 2024
Por redacción Real 365

El domingo a la mañana a una adolescente de 16 años la interceptaron violentamente dos ladrones y la despojaron de su teléfono celular para escapar con el botín.
La jovencita vivió esa situación traumática con mucha angustia y quien inició una cruzada por lo ocurrido fue la mamá.
La hija perdió más que un celular ya que no tiene la misma sensación de poder volver caminando tranquila a la casa sin temor a sufrir un episodio violento en las calles de la ciudad.
La madre expresó su profundo dolor y malestar después de que su hija de 16 años sufriera un violento atraco el pasado domingo en las primeras horas de la mañana.
La adolescente, quien regresaba a su hogar tras reunirse con amigos el sábado por la noche, vivió momentos de terror cuando a escasos cien metros de su casa, dos individuos la interceptaron violentamente.
La situación se tornó traumática cuando los asaltantes tomaron del cuello a la joven y la arrinconaron contra la pared, exigiéndole la entrega de su teléfono iPhone 11 y cualquier dinero que llevara consigo.
La madre, visiblemente consternada por la experiencia vivida por su hija, compartió su angustia. “Le robaron a mi hija el domingo a las seis menos veinte de la mañana en avenida Colón y Larrea. A ella le faltaba solo una cuadra para llegar a casa. Dos sujetos, de entre veinte y treinta años, le interceptaron el paso, la tomaron del cuello y la arrinconaron contra la pared para exigirle el teléfono celular y el dinero que llevara consigo”, relató la madre.
La mujer, incapaz de contener su enojo, calificó a los asaltantes como “cagones” y expresó su impotencia y dolor ante la vulnerabilidad de su hija.
El malestar de la madre es tan grande que la llevó a calificar la actitud de los asaltantes: “La agarraron de a dos. Son cagones. No tienen huevos”, expresó como un exabrupto propio del enojo.
“El teléfono ya está rastreado por la Policía. Pero el dolor de que tus hijos no puedan caminar tranquilos en la calle es algo terrible. Trabajamos día y noche con mi marido, somos unos laburantes de la hostia que nos rompemos el alma para que no les falte nada a mis hijos, y vienen estas mierdas a sacar lo que no les pertenece, porque no tienen idea del sacrificio del otro. Me duele el corazón que tocaron a mi hija… aviso que el teléfono no les sirve. El mal momento que pasó mi nena no se lo perdono”, expresó la madre con indignación.
La policía ya se encuentra investigando el caso, y la comunidad local ha expresado su solidaridad con la familia afectada.
El caso visibiliza la vulnerabilidad de los jóvenes que no pueden disfrutar de caminar de regreso a la casa.
Los padres acompañaron a la menor a realizar la denuncia policial y brindaron los datos de geolocalización para recuperar el dispositivo.
La causa se investiga por la calificación de “robo calificado” en la Fiscalía 3 de Nelson Mastorchio.

Comentarios