Pergamino, 21 de mayo del 2022

Robaron plantas de marihuana de los cultivos medicinales de INTA

El miércoles a la madrugada se activó la alarma monitoreada en el invernáculo de las plantaciones de cannabis medicinal donde ladrones se apoderaron de gran cantidad de ejemplares.

Jueves 3 de febrero de 2022

Ladrones robaron alrededor de cincuenta plantas de marihuana medicinal del predio de INTA entre la noche del martes y los primeros minutos de la madrugada del miércoles.

La coordinadora del proyecto que llevan adelante desde la estación experimental agropecuaria de INTA y la empresa Pampa Hemp denunció el episodio ocurrido mientras el predio estaba cerrado en horario nocturno.

Los delincuentes violentaron un alambrado perimetral y rompieron una de las paredes plásticas del invernáculo para apoderarse de las plantas.

Por la cantidad de ejemplares sustraídos: los investigadores sospechan que han intervenido más de una persona en la comisión del robo y habrían utilizado un vehículo para trasladarlos.

La instrucción judicial está a cargo del fiscal Francisco Furnari en la Fiscalía N° 2 de Pergamino.

Las actuaciones policiales quedaron a cargo del Destacamento Rancagua, donde corresponde jurisdiccionalmente el predio ubicado en el kilómetro 4,5 de la ruta provincial 32.

Los investigadores sospechan que los autores del robo se habrían apoderado de las plantas para convertirla en hierbas para fumar como alucinógeno.

Es de destacar que la variedad de cannabis que se cultiva en ese emprendimiento es medicinal y no tendría las características buscadas en la hierba que se fuma.

 

Iniciativa público privada

Pampa Hemp junto al INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) anunciaron el inicio del primer cultivo legal de cannabis medicinal de una pyme en el país. El proyecto se desarrolla en la Estación Experimental de Pergamino, en el marco de un acuerdo público-privado con fines productivos y de investigación científica.

“Estamos muy entusiasmados por este camino que empezamos a recorrer junto a proveedores locales, experimentando y adaptando los recursos propios en la búsqueda de generar una ecosistema de base nacional que nos potencie como industria y nos permita proyectarnos al mundo. Los encadenamientos productivos del cannabis son intensivos en servicios basados en conocimiento, en equipamiento de alta tecnología y otras dimensiones del modelo Agrotech. Estamos en una etapa de experimentación, bajo nuestras condiciones medioambientales, entendiendo cuáles son los procesos más eficientes para lograr los mejores resultados en términos de volumen y calidad, para luego pasar a una fase de mayor escala de la mano del uso de genéticas nacionales propias con las que venimos trabajando hace años”, explica Sebastián Tedesco, cofundador de Pampa Hemp.

En esta primera etapa se buscará desarrollar protocolos y un modelo de producción local de cannabis de grado farmacéutico bajo un sistema que resulte competitivo en términos de calidad y costos. A diferencia de otras metodologías estandarizadas que implican la importación de insumos y maquinaria, desde Pampa Hemp, se está buscando aprovechar esta oportunidad para generar soluciones a las necesidades que plantea el cultivo junto a empresas nacionales, con el objetivo de potenciar la colaboración y el desarrollo de tecnologías locales junto al sistema académico y científico.

“Ser parte de este proyecto nos llena de orgullo. Estamos dando los primeros pasos para la generación de nuevas capacidades dentro de la institución, lo que implica un gran desafío profesional para todo el equipo involucrado. Apostamos a incorporar saberes y tecnologías con sustento científico para el desarrollo del cultivo de cannabis que permitan obtener materia vegetal de calidad, genéticamente estable y consistente en el tiempo”, comenta Natalia Prece, coordinadora del equipo de trabajo desde INTA.

El prototipo de cultivo comenzó hace unos días en la Estación Experimental del INTA en Pergamino, en invernáculos de alta tecnología bajo los máximos estándares en materia de bioseguridad. El germoplasma escogido inicialmente es de alto contenido en CBD. Se testearán diferentes técnicas de cultivos y de extracción vegetal, con miras a obtener las certificaciones necesarias para poder exportar a diversos mercados internacionales.

 

“Desde Pampa Hemp, buscamos contribuir a la producción de materia prima de grado farmacéutico que devenga en aplicaciones médicas y terapéuticas, facilitando el abastecimiento de la demanda local para la elaboración de productos nacionales de calidad, accesibles, trazables y de seguridad comprobada, cuidando a consumidores, pacientes y usuarios”, concluye Pablo Fazio, socio de la compañía.

Por Alfonso Godoy

Comentarios