Pergamino, 29 de noviembre del 2021

Se desarrolla el juicio por el doble homicidio de Pablo Caputa y la madre

El banquillo de los acusados lo ocupa Nicandro Rojas a quien la Fiscalía le pediría prisión perpetua por el agravante del asesinato del playero y su mamá para causarle mal a su ex esposa (María Soledad Ortíz), quien tenía una relación sentimental reciente con la víctima.

Jueves 24 de junio de 2021

En la sala de audiencias del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 se está desarrollando el juicio oral por el doble homicidio del playero Pablo Caputa y su madre, María Elisa Rafaelle; ocurrido el miércoles 27 de marzo de 2019 en el interior de la casa de las víctimas de Maipú y Conscripto Silva.

Los jueces Guillermo Burrone, Carlos Picco y Guillermo Gerlero integran el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1.

El fiscal Nelson Mastorchio encabeza la acusación y requerirá una condena de prisión perpetua para el imputado, Nicandro Rojas, por considerarlo autor del delito de doble homicidio agravado por causarle mal a otra persona, su ex pareja.

El acusado era ex marido de María Soledad Ortíz, quien había iniciado una relación sentimental con Pablo Caputa.

Por ese motivo, la Fiscalía sostiene que mató a Caputa y a la madre para infringirle malestar a María Soledad Ortiz.

En las primeras audiencias de debate oral, entre el martes y el miércoles se conocieron muchos detalles que complican la situación de quien ocupa el banquillo de los acusados, Nicandro Rojas.

Las declaraciones testimoniales se erigieron como pruebas contundentes de la participación de Rojas en el doble homicidio.

El martes declararon el padre y la hermana de Caputa (esposo e hija de Rafaelle); quienes confirmaron las amenazas previas del imputado.

En esa primera jornada de debate oral también compareció María Soledad Ortíz. Ella admitió ante los jueces la relación sentimental que tenía con Pablo Caputa que ocultaban ya que Rojas hostigaba a Caputa. La mujer dio a conocer que en otras relaciones anteriores también hostigó a sus parejas.

El hermano de María Soledad Ortíz corroboró que a pesar de estar separados vivían casi en el mismo techo ya que tienen dos hijos en común; pero cada uno hacía su vida.

Luego declaró un oficial de policía quien acudió al llamado de emergencias para dar cuenta, junto a personal de emergencias médicas, de la existencia de dos cadáveres ensangrentados y arrojados en el piso en medio de gran desorden dentro de la casa de Maipú y Conscripto Silva.

Pablo Caputa estaba en el garaje, fallecido al lado del auto y su madre, quien sufría limitaciones en su movilidad, yacía sin vida a pocos metros en medio del comedor.

El miércoles declaró la secretaria del colegio Santa Julia quien relató que Rojas ese mismo día concurrió a la institución educativa con las manos lastimadas y abonó una deuda que tenían sus hijos con la cuota de la escuela.

La versión de esa testigo acredita el robo del dinero del interior de la casa de Caputa. En las actuaciones judiciales está acreditado del domicilio de las víctimas faltó dinero.

El médico que hizo la autopsia confirmó las múltiples heridas de arma blanca que presentaban ambas víctimas.

Los compañeros de trabajo de pablo Caputa brindaron testimonio de como Nicandro Rojas concurrió a amenazarlo a la estación de servicios Axion de avenidas Ameghino y Paraguay.

Son quienes alertaron a la hermana de Caputa que esa mañana no había concurrido a trabajar y no respondía las llamadas ni mensajes.

Los vecinos de la familia Caputa también aportaron datos de conceptos y lo que escucharon y vieron esa mañana.

La abogada de la defensoría oficial María Virginia Gaspari propuso la declaración de la perito psicóloga que evaluó a Nicandro Rojas durante la instrucción judicial.

Es de destacar que la instrucción judicial fue iniciada por el fiscal Guillermo Villalba y al jubilarse pasó a manos del fiscal Nelson Mastorchio.

Está previsto que entre el jueves y el viernes la Fiscalía y la Defensa desarrollen los alegatos finales ante los jueces Burrone, Picco y Gerlero.

Las audiencias se han desarrollado normalmente y con nuevas instalaciones físicas para establecer barreras sanitarias y respetando los protocolos de distanciamiento.

El oficial judicial Daniel Pascual coordinó la comparencia de testigos dentro de la sala y el imputado, Nicandro Rojas, estuvo custodiado por personal del Servicio Penitenciario bonaerense.

Es de destacar, en este sentido, que en estas audiencias quienes siempre concurren a cubrir los debates: han extrañado la participación de Fernando Fram (el Turco) en el interior de la sala; por su reciente fallecimiento inesperado a los 47 años de edad.

Es de destacar que junto al fiscal Nelson Mastorchio se encuentra el instructor judicial Guillermo Pascual, de la Fiscalía N° 5; donde se desarrolló la investigación judicial incialmente.

En tanto, interviene el abogado Nicolás Cura en la defensa junto a la abogada María Virginia Gaspari desde la Defensoría Oficial para ejercer el derecho en favor del imputado, Nicandro Rojas.

Fotos: Pablo Perrotta – Semanario EL TIEMPO de Pergamino.

Redacción: Alfonso Godoy

Comentarios