Pergamino, 25 de septiembre del 2022

Sergio Massa cruzó al Banco Central, que tuvo que dar marcha atrás y habilitar a los productores a comprar los dólares financieros

Enojo del ministro con el presidente del organismo monetario por la forma en que instrumentó las nuevas restricciones; qué había acordado él con el sector y cuál fue la reacción de Ciara

Martes 20 de septiembre de 2022

El ministro de Economía, Sergio Massa, reaccionó con enojo por la forma en que el Banco Central instrumentó las nuevas trabas para que el agro compre dólares bursátiles.

Sin embargo, según supo Infobae de una fuente inmejorable, el ministro estaba de acuerdo con aplicar alguna restricción que no alcanzara a los productores pero que le impidiera a las empresas acceder al CCL y el MEP tras liquidar el dólar soja.

El ministro cree, aunque no lo pueda decir, que el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, es un “inútil” y que la manera de comunicar las restricciones de ayer –con dos comunicaciones de la entidad que se emitieron con pocas horas de diferencia- fue negativa. Las diferencias entre ambos ya vienen de arrastre y el ministro apuesta a ganar cada vez más espacio en el organismo monetario.

En este sentido, según las fuentes consultadas, el titular del Palacio de Hacienda indicaron que ayer el Banco Central operó con “falta de Información acerca de qué medida estaba acordada” con el sector.

“Esto no va a impactar en la liquidación acordada: van 400 mil toneladas comercializadas y se liquidaron casi USD 4500 millones y quedan 9 días para llegar a la meta acordada de USD 5000 millones para las reservas”, expresó.

-¿Y qué pasó con el Central?

-Que Pesce es un inútil que no entendió-respondió, tajante, la fuente.

La idea original, según el Palacio de Hacienda, era acotar –como efectivamente ocurrió- las restricciones a las “cerealeras y acopios, que salieron corriendo a deshacer posiciones por miedo a que el Centra aplique las restricciones en forma retroactiva”.

El ministro, en cambio, afirma en la intimidad que “desde el primer día acordó con las cerealeras que no fueran al CCL y al MEP; tenían un compromiso que no cumplieron y por eso el reto, pero el reto se hizo mal desde el Banco Central”.

“La idea de todos era que íbamos a promover el uso de la cuenta del dólar chacarero. Y que cerealeras y acopios no iban a CCL y el MEP”, ratificó.

El ministro niega, como indicó el titular de la Rural, Nicolás del Pino, que haya habido una “emboscada” para que el agro liquidara en forma anticipada y luego no los dejaran dolarizarse”. Con las pantallas del dólar a su lado, sostiene que “los que critican no participaron de la negociación”.

Al respecto, CIARA indicó en un comunicado que “las medidas del BCRA para restringir el acceso a los dólares financieros de los vendedores de soja no afectan a los exportadores del complejo cerealero oleaginoso, que se encontraban excluidos de acceder a esas operaciones por normas previas vigentes desde hace tiempo”.

“El equipo económico, que ya había anticipado sus preocupaciones sobre este tema durante las conversaciones de agosto, ahora implementó estas restricciones que se aplican a sociedades agrícolas que hayan vendido soja en septiembre pero no para personas físicas”.

“El BCRA mantendrá las cuentas especiales dólar link como refugio de valor para todas las personas jurídicas que tengan liquidaciones de venta de soja. El régimen especial termina el 30 de septiembre por lo que el BCRA debería revertir estas comunicaciones en plazos similares”, sostuvo CIARA.

Más tranquilos después de esta comunicación, en el equipo económico afirmaron: “No podíamos convalidar la suba del MEP y del CCL de estos días y ellos lo sabían”.

Además, admitieron que las colocaciones en la cuenta del dólar link “no fueron las esperadas” (se acercaron a los USD 400 millones), pero aclararon que se mantendrá la política de incentivos y límites en esta sábana corta de la política económica con muy pocas reservas.

De Infobae

Comentarios