Pergamino, 26 de octubre del 2021

Una enfermera le salvó la vida a una beba recién nacida.

María Sabrina Russo (42) logró volver en si a una pequeña de tres días de vida que se había ahogado y estaba con síntomas de falta de oxígeno.

Domingo 28 de marzo de 2021

Por Alfonso Godoy

La enfermera María Sabrina Russo ha demostrado una gran vocación en su oficio al salvar la vida de una beba mientras atendía pacientes domiciliarios en su barrio: 27 de Noviembre.

La intervención profesional de la agente sanitaria fue el jueves a la mañana mientras atendía a vecinos en Ecuador entre Carpani Costa y Valentini.

Ella no cuenta con un trabajo fijo en ningún centro de salud y para sostener su hogar (vive con la madre afectada por un ACV) realiza atenciones domiciliarias entre vecinos.

Justamente se encontraba atendiendo a los integrantes de un matrimonio de adultos mayores en Ecuador entre Carpani Costa y Valentini cuando apareció una mujer con su pequeña en brazos y envuelta en abrigos.

Desde el exterior la mujer gritaba desesperada que le abrieran la puerta y que la atendiera la enfermera salvadora.

Los dueños de casa abrieron la puerta y la madre exaltada le entregó la beba de tres días en sus manos.

La enfermera quitó los abrigos y vio la pequeña beba estaba morada con evidentes síntomas de falta de oxígeno.

Sin dudarlo comenzó con maniobras espontáneas de RCP sobre el tórax y la espalda de la beba hasta que en pocos segundos abrió los ojos, cayó una pequeña lágrima sobre su mejilla y volvió la alegría de la madre y los ocasionales testigos de ese milagro.

Esos segundos fueron muy intensos donde la enfermera intervino sobre la bebé y también dio palabras de tranquilidad a la mamá para que confiara en que todo iba a salir bien.

Finalmente en minutos arribó una ambulancia de SAME encargada de asistir a la beba y trasladarla al Hospital San José.

Actualmente la madre y la beba todavía se encuentran en la sala de neonatología para realizar estudios clínicos, pero ya se encuentra fuera de peligro y esperando el alta médica que podría producirse en las próximas horas.

María Sabrina Russo tiene expectativas en lograr un trabajo en un centro de salud porque está preparada para todos los desafíos que le brinda esta profesión que abrazó hace diez años con una vocación profunda por salvar vidas.

La mamá le prometió que cuando obtuvieran el alta médica se iban a reencontrar para tomarse una foto con la heroína del barrio 27 de Noviembre.

Comentarios