Pergamino, 11 de abril del 2021

Una madre pide la Cámara Gesell para su hija menor que tuvo un bebé tras un presunto abuso de su ex pareja.

Pide que la Justicia actúe con celeridad para recibir el testimonio de la víctima que logre la detención del hombre de 40 años

Sábado 5 de septiembre de 2020

Una mujer de 34 años señala a su ex pareja y padre de cinco de sus hijos, de haber abusado sexualmente de su hija menor de 14 años hasta el punto de dejarla embarazada de un bebé nacido recientemente.

La adolescente desarrolló todo el embarazo con temor y vergüenza hasta que horas antes de dar a luz tuvo que contarle todo a la madre y en ese momento la mujer se enteró que iba a ser abuela.

La asistencia a la pequeña madre demandó toda la atención de la mujer, quien la llevó al Hospital; donde horas después nació con una gestación de ocho meses y alguna secuela madurativa mínima propia de un bebé prematuro.

Una vez que el recién nacido estuvo bien y la precoz madre obtuvo el alta regresaron a la casa donde su ex pareja ya no estaba fue el momento para hacer la denuncia judicial y policial.

La madre y flamante abuela se acercó a la Fiscalía a exponer las consecuencias del abuso a su hija y señaló con nombre y apellido al hombre de cuarenta años; quien durante 14 años fue su pareja y padre de cinco de sus hijos.

Los tiempos de la Justicia no son los mismos que los de las personas que no dudan que ese hombre habría abusado sexualmente de la menor y en ese acceso ilegal y promiscuo habría concebido el bebé.

Es necesario que se desarrolle el dispositivo de Cámara Gesell para obtener el testimonio de la adolescente y de esa manera iniciar un proceso penal por abuso sexual con todos los agravantes que resulten del relato de la víctima.

El turno para la Cámara Gesell es dentro de dos meses y la mujer no puede esperar tanto porque asegura que su hija está amenazada por este sujeto; quien frecuentemente deambula por la casa de las denunciantes.

Según sus dichos incluso ha pasado exhibiendo un arma de fuego en forma intimidatoria, pese a tener vigente una orden de prohibición de acercamiento al domicilio de la adolescente.

La denunciante pide a la Justicia que en el expediente realicen estudios comparativos de ADN para determinar si el bebé recién nacido es compatible genéticamente con el acusado.

La causa judicial se instruye en la Fiscalía N° 4, a cargo de la fiscal Karina Póllice, quien debe notificar de la causa al acusado y convocarlo a concurrir junto a su abogado a presenciar la Cámara Gesell al momento que se realice y, de esta manera, ejercer su derecho a defensa.

La declaración en este dispositivo es un adelantamiento del testimonio en lo que será el juicio oral contra el imputado a quien le pueden corresponder un elevado monto de pena por las distintas calificaciones que le puedan llegar a acreditar.

Informe de Alfonso Godoy para Real365

Comentarios