Pergamino, 27 de noviembre del 2022

Una nena de un año y medio murió por la picadura de una “araña del rincón”

La picó un viernes, el sábado al mediodía le dieron el antídoto, pero murió a la noche. Fue en Lincoln, provincia de Buenos Aires. 

Viernes 21 de octubre de 2022

Una bebé de 18 meses murió en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Junín luego de ser picada por la denominada “araña del rincón”, pese a que recibió el antídoto y atención en reiteradas oportunidades. 

La picadura fue hace 10 días, pero recién este miércoles trascendió que la menor falleció en Junín producto de una falla multiorgánica que provocó la picadura del arácnido. La niña, de la localidad de Lincoln, sufrió la picadura un viernes y el sábado al mediodía le aplicaron el suero cuando llegó a Junín. Sin embargo, no logró resistir el envenenamiento y murió por la noche. 

“Todo comenzó cuando la madre de la niña consultó a la guardia pediátrica ya que su hija lloraba y lloraba. La pediatra que estaba de guardia en ese momento la examinó, buscó las causas de ese llanto, no encontró nada en ese examen físico y le administró un analgésico, paracetamol, luego volvió a su casa”, explicó Jorge González, secretario de Salud de Lincoln, en diálogo con el canal de noticias TN. 

Alrededor de las 5 de la madrugada del día siguiente, la mamá volvió al hospital ya que la niña seguía con mucho llanto y con una hinchazón en la zona del mentón y parte superior del tórax, por lo que decidieron una radiografía y un análisis de laboratorio. Los resultados se los dieron recién a la mañana en donde se “evidenció de proceso infeccioso importante”. 

Según González, en la mañana esa “lesión de no tener aspecto de nada, ya tenía aspecto azulado en esa zona inflamada, que por la evolución si parecía tratarse de una picadura”. 

Rápidamente, el equipo médico se comunicó con el Centro Provincial de Toxicología del Hospital Sor María Ludovica de La Plata, que derivó el caso al Cetroprox quienes sugirieron que se trataba de un cuadro de Loxoscelismo (manifestaciones clínicas ocasionadas por el envenenamiento causado por la picadura de araña de género Loxosceles). 

Pese a que fue enviado el suero, y se concretó la posterior internación en el hospital de Junín, la niña murió horas después. La loxosceleslaeta y la latrodectusmactans, araña “de los cuadros” o “del rincón” y viuda negra respectivamente, son las dos especies venenosas y potencialmente mortales que habitan en la región. 

La viuda negra tiene hábitos rurales, mientras que la llamada “del rincón” vive en las casas y se mueve generalmente de noche. Según especificaron desde el Centro de Información, Asesoramiento y Asistencia Toxicológica Pediátrica del Hospital de Niños de La Plata, se trata de una especie de araña que generalmente se esconde en grietas y huecos de difícil acceso. Es la más peligrosa de las del género Loxosceles. 

“Todas las picaduras de las arañas tienen una reacción local, y un 20% pueden aparecer estas lesiones con fallas en todo el organismo”, comentó González. 

También es conocida como “Violinista” por la forma que adquiere su picadura en la piel.

Cómo es la araña 

La araña Loxosceleslaeta mide unos tres centímetros, es de color marrón grisáceo y se localiza en lugares secos, poco ventilados y con escaso aseo, como por ejemplo la parte posterior de los cuadros, roperos o el fondo de baúles y cajones a los que se les da poco uso. 

Desde la cartera sanitaria explicaron que su picadura provoca desde daños en la piel “que de no recibir tratamiento oportuno puede generar la necrosis del tejido”, hasta un cuadro cutáneo-visceral que destruye los glóbulos rojos y genera insuficiencia renal aguda con eventual derivación en una falla multiorgánica, que puede concluir con la muerte de la persona afectada. 

En tanto, respecto al tiempo que debe transcurrir entre la picadura y la aplicación del suero, los especialistas explicaron que “no hay un período específico, pero cuánto más rápido se aplique es mejor, ya que el efecto del veneno del arácnido en la persona es relativo al organismo y al tipo de herida producida”. 

(Clarín)

Comentarios