Pergamino, 1 de octubre del 2022

Indagaron a dos de los cinco sospechosos por el robo de cables donde murió un joven

El viernes el fiscal Nelson Mastorchio indagó a dos sujetos de 19 y 25 años que fueron aprehendidos viajando a Mar del Plata y hay otros tres individuos involucrados en la instrucción judicial de la Fiscalía 2.

Domingo 2 de enero de 2022

El viernes a la mañana en el segundo piso del Ministerio Público Fiscal indagaron a dos sujetos de 19 y 25 años involucrados en el episodio de robos de cables en el que perdió la vida Braian Alderete (21) dentro de una fábrica a la que ingresaron a robar el lunes 26 de diciembre en las últimas horas de la tarde.

El fiscal Nelson Mastorchio encabezó la indagatoria en la que ambos convictos se negaron a declarar; amparados en el derecho constitucional que les garantiza la posibilidad de mantenerse en silencio sin que sea un elemento de cargo en su contra.

Para el equipo de instructores judiciales de la Fiscalía N° 2, encabezado por Germán Guidi y Darío Cid, existen declaraciones de testigos, informes policiales, imágenes de cámaras de seguridad y otras evidencias que preliminarmente ubican en el lugar al joven fallecido y cuatro personas más.

Las cinco personas ingresaron a robar luego de terminada la actividad laboral en el predio fabril de Ricardo Güiraldes y la ruta provincial 32; en el barrio Kennedy alrededor de las siete de la tarde del lunes.

De la exhaustiva reconstrucción de los episodios surge que rompieron un cerco perimetral, accedieron empuñando herramientas de corte y llevaron un batán tirado desde una motocicleta 110.

Ingresaron a robar cables de cobre, reflectores y elementos de valor instalado en el galpón fabril de la firma “Edibiza (anteriormente Lauter SA), dedicada a actividades agropecuarias.

Dentro de la organización criminal había distintos roles y diferentes jerarquías; donde el muchacho fallecido era un peón y los dos sujetos aprehendidos -escapando en moto a la costa atlántica- serían los cabecillas.

Alderete (el joven fallecido) tenía el rol de trepar por las cabreadas verticales y desinstalar los reflectores y cables de tendido eléctrico para sustraerlos y los demás integrantes iban llevando hacia un batán (carro para moto) que tenían en la parte exterior.

Al momento de quedar sin vida la víctima ya habían desinstalado las bobinas y los alambres de cobre de un transformador; chapas; elementos de hierro y reflectores que trasladaron al terreno de enfrente.

Dos sujetos trasladaban los productos sustraídos hacia el boquete sobre el cerco perimetral; donde un quinto integrante (quien estaba de “campana) los llevaba al batán del terreno baldío.

Lo cierto es que la víctima fatal estaba manipulando cables con alta tensión y sufrió una descarga letal encontrándose en una cabreada a más de seis metros de altura; donde quedó sin vida. Ese trabajo lo realizaba con otro ladrón principiante dentro de la organización criminal.

Los cuatro cómplices escaparon y abandonaron al ladrón de cables en desgracia. La maniobra delictiva involucraba a varios de los integrantes yendo y viniendo del predio fabril a un terreno baldío -ubicado enfrente- con elementos que iban sustrayendo. Así lo señalaron vecinos que vieron la maniobra y la Policía pudo recuperar reflectores y cables que acababan de sustraer.

Las cámaras de seguridad cercanas registraron los movimientos de los malvivientes y la motocicleta que luego secuestraron en poder de los sospechosos escapando hacia Mar del Plata.

El casero del predio se encontraba en la parte delantera (sobre ruta 32) y acudió a la parte posterior al escuchar intensos ruidos. En ese momento vio escapar a los últimos dos sospechosos. No persiguió a estos sujetos y volvió al galpón. De acuerdo a las actuaciones escuchó un grito y al mirar hacia arriba vio que el joven daba sus últimos movimientos tras recibir la descarga eléctrica fatal.

Llamó al servicio de emergencias 911 para la intervención de las fuerzas policiales y de ambulancias de Same; ante la posibilidad que hubiera chances de reanimar o salvar al joven; quien se encontraba en un lugar inaccesible.

La causa judicial por la muerte del joven ladrón de cables quedó en un accidente y no hay responsabilidades para terceras personas; por lo que el fiscal Horacio Lasarte está procediendo a archivar esas actuaciones con los distintos informes, pericias y testimonios que acreditan el fallecimiento accidental.

El caso penal más complejo lo tienen para resolver en la Fiscalía N° 2 y la Policía del Gabinete de Investigaciones de la Comisaría Segunda con el robo y la identificación de los involucrados.

Hay cinco sujetos involucrados, incluido el joven fallecido, a pesar de la reticencia y el temor de muchos vecinos (personas de bien) a declarar formalmente para señalar a los sospechosos.

 

Olfato policial

En las actuaciones judiciales de la Fiscalía 2 está relatada la crónica policial de cómo fueron aprehendidos los dos sospechosos escapando en moto y su captura en el hecho tuvo mucho de olfato policial, perspicacia y fortuna.

El olfato policial de los integrantes del móvil policial de la Comisaría Comunal de Balcarce quienes vieron a estos dos sospechosos en moto por la ruta con un bidón y procedieron a identificarlos.

Perspicacia porque desconfiaron de la explicación que le dieron los dos integrantes de la moto equipados con un bidón e instruyeron que podrían estar escapando de una situación criminal en su ciudad de origen.

Por ese motivo llamaron a la Policía de Pergamino y en la Comisaría Segunda le respondieron que ambos aparecían como dos de los involucrados en un episodio de cables donde había perdido la vida un joven de 21 años.

La fortuna necesaria de toda investigación policial exitosa donde se dieron todos los elementos convergiendo positivamente para que todo coincida en favor del esclarecimiento del caso.

Así fue como secuestraron la moto, utilizada para trasladar de tiro el batán al lugar del robo, y trasladaron 562 kilómetros de regreso a nuestra ciudad desde donde habían escapado.

Tal como trascendió, de fuentes cercanas a la investigación, uno de los dos sospechosos tiene al padre residiendo en Mar del Plata y el destino final de la huida sería la ciudad balnearia.

 

Se va a entregar otro involucrado

En las próximas horas podría entregarse un tercer involucrado en el caso; de acuerdo a lo que ha informado el abogado defensor que el viernes se ha acercado a la Fiscalía 2 a interiorizarse del caso y anunciar esta posibilidad de someterse al proceso penal.

Por Alfonso Godoy

Comentarios